x0y1

> P R O G R A M A >> Seminario Internacional X0y1: Arte e industria digital: aproximaciones desde el género y el ciberespacio. 22 y 23 de enero de 2014, CAAC

> Encuentro 2009 /////////////////////////// > Seminario 2014


 

¿X0y1?, ¿qué (no) somos?

::equis0y1::

no es un proyecto dirigido sólo a quienes habitan en las yemas de sus dedos y en sus pantallas. Ni sólo a quienes odian los reduccionismos binómicos. No es aquí un problema llamarse María J. o J. María. ::equis0y1:: no es un proyecto sólo para quienes se consideren muchos, para quienes sientan que A H O R A ya son distintos a "ahora"; ni sólo para quienes tengan clarísimo lo que son y lo que desean.  ::equis0y1:: no está orientado sólo a quienes vivan como mujeres, ni sólo a quienes se piensen trans, ni a quienes se crean hombres. No es contexto sólo para urbanitas, ni exclusivamente para quienes viven en pueblos o a medio camino, o en constante camino. Para ser criatura ::equis0y1:: no es condición tener color verde, llamarse artista, ni tampoco tener 25 años. No es aquí imprescindible haberse descargado las últimas versiones. No será necesario sentirse muy de "aquí" (dondequiera que ese “aquí” señale un lado u otro de una frontera);    ::equis0y1:: es, pero no sólo, para quien salte de wiki a post y tire twitter porque le toca...

 

::equis0y1::

es un proyecto abierto a quienes quieran reflexionar sobre las dinámicas mediante las que Internet metamorfosea y sostiene las identidades sociales. ::equis0y1:: no es un espacio para hablar de tecnologías digitales, sino para pensar sobre sus prácticas y usos sociales, sobre cómo las tecnologías nos construyen. ::equis0y1:: quiere ser un escenario para incentivar producciones creativas e investigaciones sobre las nuevas formas de activación y desactivación política de la colectividad conectada a Internet, las formas de presentación y de representación identitaria y sus efectos para las vidas y deseos de las personas.

 

::equis0y1::

no es una ecuación incompleta ni tampoco una quiniela, aunque nos intriga el azar, lo arbitrario, los tags y las prácticas de orden y organización. Tampoco es una XXL, si bien nos incumben los cuerpos, las ropas y las tallas culturales.


::equis0y1::

no es exactamente un proyecto artístico para pensar(nos) cyborgs, con los que afectar reflexiva y políticamente a la repetición de las identidades estereotipadas en las industrias digitales contemporáneas... pero podría serlo.
(Suena una voz anónima: ¡Construiremos un circo al que vendrán todos los monstruos, será tan grande que "todo" será circo y todos los monstruos ya no seremos monstruos!).


::equis0y1::

susurra:
nos gusta la creatividad y la experimentación, no tememos por tanto al error y a la incertidumbre, estamos dispuestos a estimular ideas, a equivocarnos, incluso a acertar. Nos gusta el arte pero también nos gusta la ciencia (incluso la ficción) y la tecnología, las confluencias productivas. En ::equis0y1:: no todos somos nativos de la red, ni manipulamos máquinas en nuestra infancia, tampoco todos tuvimos muñecas. En ::equis0y1:: queremos construir conocimiento en los espacios compartidos, en nuestros cuartos propios, allí donde captamos una wi-fi, en los espacios de tránsito, en nuestras vidas en red, incluso allí donde la Red no llega. Pero allí-aquí pensamos que los espacios y objetos culturales con los que se construyen nuestras relaciones con la tecnología no son inocentes y contribuyen a construirnos como sujetos, biopolíticamente, denostando, frivolizando o ponderando los vínculos, según el caso, según la identidad.

 

::equis0y1::

es un rostro vacío, un arco de ceja, un codo, una uña, una voz que deviene proyecto, no con el consenso y la homogeneización, sino con la reflexión, la empatía, la solidaridad, el conocimiento y la imaginación.


::equis0y1::

no es una plataforma sobre economía, pero sí reclama lecturas sobre las nuevas economías digitales, en tanto regulan las vigentes formas de reciprocidad en la articulación identitaria colectiva. Bajo la percepción de que, cada vez más, la producción económica en la red coincide con la producción de colectividad social –de identidad comunitaria-. ::equis0y1:: se pregunta: ¿cómo se regulan las isomorfías entre lo que se da y lo que se recibe en Internet?, ¿cómo los intercambios de intimidad y aprecio constituyen vínculos comunitarios en las redes sociales?, ¿cómo se regulan las nuevas prácticas de consumo de lo que nosotros mismos producimos y donamos, como prosumidores, en el ciberespacio?, ¿dónde quedan los vínculos morales en los intercambios en red?, ¿cómo se codifica nuestra circulación e intercambio como agentes y “contenido” de las redes (en las que cada vez más nos identificamos afectiva, profesional, individual y grupalmente)?

 

::equis0y1::

es sensible al cambio y a la complejidad del escenario Red, donde las identidades tanto fluyen volátiles en la multiplicidad post-corpórea, como se refuerzan en su estatus 2.0 -hábitat blog o redes sociales pueden ser ilustrativos del triunfo del "yo" físico y real en el mundo virtual-. Tanto operan en multitudes de personas unidas por una afición o grupos de edad, como se posicionan en la singularidad y la "diferencia”. ::equis0y1:: no elude una lectura crítica de esta clave política, coincidiendo con el descubrimiento que el capitalismo hace de la rentabilidad económica de la "diferencia” y su tendencia a la espectacularización.


::equis0y1::

no es un congreso para conseguir certificados, ni un lugar que hacen otros por ti. ::equis0y1:: quiere generar las condiciones para que tus historias y reflexiones tengan lugar.


::equis0y1::

es una plataforma que pretende darnos un tiempo en un mundo acelerado, propiciar tiempos de reflexión y experimentación sobre la cultura digital. Entiendan por publicado el siguiente anuncio: "SE BUSCAN oportunidades para estimular que historias creativas y críticas acontezcan. Se busca tiempo para pensar juntos".


::equis0y1::

invita a las industrias creativas tecnológicas, a los grandes productores de imágenes y a  los grandes mediadores de conocimiento. . Confiamos en poder pensar(nos) juntos. Pero sobre todo ::equis0y1:: invita a quienes como creadores tengan una actitud crítica frente a los modelos a veces simplificadores que se ocultan bajo lo más nuevo e inocente en Internet, bajo la reiteración de modelos simbólicos identitarios que amplifican clichés y sentencian subjetividades. ::equis0y1:: se pregunta cuándo vale la pena trabajar formalmente en la visibilidad de lo que existe y de lo que (invisible) parece no existir.


::equis0y1::

quiere aproximarse a los procesos que llevan a construir los nuevos sistemas de valor en la Red, las formas de poder alrededor de las que se organizan las identidades, los deseos y las posibilidades de "ser en el mundo" "estando en Internet".


::equis0y1::

se interesa por la experimentación, percepción y producción de las representaciones identitarias en las redes, por la multiplicidad y la máscara de la primera época-red y por la revalorización del yo propia de la última época. A ::equis0y1:: le gustan las nuevas figuraciones políticas -potencialmente revolucionarias-, las experimentales que operan como nuevos agentes de dicción, como figuras de humanidad. Aquellas que, como apuntaba Haraway, nos permiten enfrentarnos a la figuración literal; figuras de resistencia capaces de estallar “en enérgicos nuevos tropos”, “nuevos términos de posibilidad histórica" donde la tecnología no sea algo diferenciado de lo humano.


::equis0y1::

opera como posible escenario para oradores extáticos, allí donde "todos los tropos vuelven a girar". Será que la resistencia política no puede obviar la fuerza productora y creativa que sigue operando en lo que somos y en lo que podemos ser. Si, como para Foucault, entendemos que la resistencia política no puede ser entendida sólo como rechazo, sino como articulación de nuevas formas de vida, afirmativas, para analizar e interpretar la posible activación política identitaria en las redes, precisamos valorar la energía transformadora e imaginativa de las nuevas figuraciones, infinitas combinaciones X0y1. Estas formas alternativas precisan de la interacción simbólica e imaginaria, y nos hablan de figuraciones, no sólo como posibles agentes autónomos ajenos a nosotros (robots, avatares ya programados en metaversos, autómatas y otros) sino como lo que ya somos cada uno de nosotros bajo los efectos culturales de la tecnología, ahora amplificados por las redes y las políticas de la virtualidad.


::equis0y1::

se pregunta si la interfaz-red condiciona biopolíticamente que el internauta sea en mayor medida una persona “sola” e, incluso admitiendo que existan miles de internautas conectados al mismo tiempo, al mismo lugar, habitualmente seamos varios miles de individuos, de personas solas frente a nuestro ordenador, sujetos que viven al lado de sus representaciones y las de sus interlocutores. En ese contexto ::equis0y1:: se cuestiona ¿en qué medida ese magma de representaciones que nos registra en Internet nos sostiene o nos metaformosea?, ¿acaso la intensidad que se introduce en la identificación intersubjetiva no difiere, si el cuerpo que ata la idea del yo no está presente, si su fisicidad no es condición para aquellos que se pronuncian y habitan la red? ¿En la soledad frente a las pantallas, cómo nos ensamblamos con nuestras representaciones en el ciberespacio? ¿Cómo experimentamos on line -si lo hacemos- todas aquellas identidades que vienen adelantadas en la imagen del cuerpo en el mundo al otro lado de la pantalla?, ¿llegó la hora real del cyborg y los post-cuerpos o su eficacia política queda limitada a la práctica artística y, como efecto, potencialmente neutralizada? ¿Cómo vivimos al lado de "nosotros mismos"?, ¿cómo y para qué activamos un "nosotros" en Internet?


::equis0y1::

ama la vida, la parodia, la ironía y el sentido del humor, aunque hay días que no estaremos de humor, sabrán entenderlo.


::equis0y1::

es un nombre-identidad y todo nombre, como cualquier forma simbólica, comienza teniendo algo de arbitrario hasta que reiterado, colectivizado, termina por construir aquello que nombra. Este nombre podría haber sido otro o tener otra disposición, o varias disposiciones de códigos genéticos y digitales. Como todo lo facticio, lo codificado puede ser recodificado. De manera que, por mucho que ::equis0y1:: diga de sí mismo una u otra cosa, lo que puede ser ::equis0y1:: dependerá de su función social, de que pueda valernos para pensarnos, ora como máscara, ora como escenario de pensamiento crítico. Inevitablemente este proyecto, este nombreidentidad, puede mutar, como nosotros también cambiamos. De momento, le llamaremos ::equis0y1:: y es reapropiable para todo uso político, crítico y creativo.


Remedios Zafra, directora de X0y1, 2009

 

Subir